Reorganizacion empresarial

Es importante aclarar que la Insolvencia para empresas tiene dos vertientes o caminos a seguir; estos son la reorganización empresarial y el otro; la liquidación judicial.

El objetivo del régimen de Insolvencia es proteger el crédito, la recuperación y conservación de las empresas. Recordemos que son las empresas las que son entes generadores de empleo y riqueza. Por tanto, debido a coyunturas económicas pueden llegar en un momento dado a entrar en un proceso de reorganización empresarial y de liquidación judicial, o más conocidos en conjunto como ley de quiebra.

El proceso de reorganización empresarial plantea que, a través de un acuerdo, se pueda preservar la empresa que se acoja a dicho proceso. Dicha preservación se logra al normalizar las relaciones comerciales y de crédito. El proceso se tramita a través de una firma jurídica autorizada, presentando el caso ante la Superintendencia de Sociedades.

Este proceso se plantea como una salida para las sociedades que tengan dificultades en cumplir sus obligaciones o estén a punto de cesar pagos a proveedores y créditos.

En este momento, es crucial el buen actuar de sus administradores y el derecho de conservar la capacidad jurídica para desarrollar su objeto social, lo cual incluye cumplir con las obligaciones derivadas de sus actividades.

La normalización mencionada incluye la reestructuración operativa, administrativa, y de gestión de pasivos y activos.

La reorganización tiene un objetivo adicional, que es proteger y salvar el patrimonio de la sociedad que ha entrado en proceso de reorganización.

El caso más extremo consiste en la liquidación judicial, la cual debe ser pronta y de forma ordenada buscando optimizar el uso del patrimonio del deudor. Es decir, dar el mejor valor al patrimonio para que con dichos recursos se puedad cubrir las acreencias.

Nuestra firma cuenta con profesionales especializados en el campo del derecho concursal y de procedimientos de Insolvencia. Profesionales que en los respectivos trámites participan activamente, analizan e investigan todas las opciones que permitan llevar a buen término el camino que decida la sociedad que solicite ingresar a un proceso de insolvencia.

Si su empresa presenta una situación de crisis, no dude en consultarnos – respetamos tu confidencialidad – a través nuestros canales virtuales como correo electrónico, oficina virtual, teléfonos, o puedes agendar una cita en nuestras oficinas.